Apuesta firme por el ferrocarril


La esperanza se vislumbra al final del túnel. A partir del 18 de mayo, los cuatro trenes de media distancia con trayecto Jaén- Córdoba-Sevilla-Cádiz empezará a salir desde la estación Linares-Baeza con motivo de las obras que se harán en la estación Jaén-Espeluy.

Esta novedad servirá a modo de prueba para ver el grado de aceptación que tendrá esta medida. Una propuesta que podrá beneficiar a unas 240.000 personas, en concreto a aquellas que se encuentran en las seis comarcas que se hallan en el norte de la provincia.

Ese pacto se alcanzó durante la aprobación por unanimidad de la Propuesta No de Ley (PNL) que presentó la portavoz del grupo popular en el Parlamento andaluz, Ángeles Hidalgo.

Se atiende, de este modo, a una de las peticiones que venían haciendo en los últimos años tanto la plataforma de “En Defensa del Ferrocarril como la de Jaén Merece más” tras varias reuniones que han mantenido desde abril del año pasado con la consejera de Infraestructuras, Marifán Carazo. Antes de que se aprobara esta PNL, el presidente de “En Defensa del Ferrocarril Luis Marín, apuntó: “Un tercio de la población vive en las seis comarcas del norte de la provincia —hay diez en total— y se encuentran totalmente aisladas, desconectadas de un transporte que fomenta la protección del medio ambiente; todas aquellas personas que vienen de Santiago-Pontones o Cazorla, por ejemplo, deben hacer más de 150 kilómetros para llegar hasta Jaén y Andújar, y después hacer un viaje en tren que, por ejemplo para ir a la capital andaluza, se requiere una duración mínima de unas tres horas, aproximadamente.

Esta noticia puede suponer un primer paso para que la apuesta por el ferrocarril se consolide después de numerosos incidentes que han rodeado a esta transporte, siendo el último el pasado mes de febrero cuando una avería en un convoy de la línea que se dirigía a Madrid, obligó a los pasajeros de este viaje, ya con un retraso superior a una hora, trasladarse al convoy que seguía la línea que se dirigía hacia Córdoba, mientras que los viajeros perjudicados de esta línea tuvieron que coger un autobús hasta la ciudad califal.

Actualmente los cuatro trenes de media distancia terminan en la capital, pero esta prueba puede permitir que en un futuro próximo estas líneas continúen hacia la estación linarense, vertebrando así las líneas de un transporte sostenible con el medio ambiente, pero sobre todo ofreciendo a las 240.000 personas que residen en la parte norte de la provincia, un tercio de su población, la posibilidad de acortar trayectos y reducir los tiempos de viajes para ofrecer más prosperidad a una zona que durante muchos años ha estado sin comunicaciones.

12 de marzo de 2020

Diario Jaén

Ver fuente noticia


ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO