La Estación de Vadollano, emblema cultural derribado


Gran pérdida para el patrimonio linarense. Ayer comenzaban a presenciarse las fatales imágenes del derribo de la Estación de Vadollano, perteneciente al término municipal de Linares. Una acción que se realiza con otras estaciones que están en desuso, propiedad de Renfe y Adif.

Se trata de una acción que se realiza con todos los edificios ferroviarios y estaciones fuera de servicio. Al no estar en uso y ser lugares ya obsoletos, a Renfe le supone un mantenimiento muy alto por edificios cerrados y sin función alguna. Por ello, ya comenzaron a echar abajo, literalmente, muchos de ellos. La provincia ya ha sufrido pérdidas materiales por ese motivo. Las estaciones Santa Elena, Las Correderas, Huelma, Quesada, Garcíez, Jimena o Marmolejo han visto ya derribadas sus estaciones. Ahora llega el turno de Vadollano, una estación que dejó de dar servicio industrial en el año 1985. “Se trata de edificios con valor cultural, ya que cada uno tiene un diseño diferente”, afirma Manuel Núñez, miembro del Comité de Empresa de Adif por Comisiones Obreras, en explicaciones a este periódico sobre la causa del derribo. “En el caso de Vadollano, el edificio fue construido por la compañía MZA —Madrid-Zaragoza-Alicante— y muchos de los materiales con los que se construyó ya no se fabrican como, por ejemplo, las tejas”, dice Núñez, y añade: “Este ha sido el principal objetivo de saqueadores, ya que se trata de tejas muy cotizadas. Al estar cerrado, este lugar es punto de mira de ladrones, que buscan llevarse cualquier cosa de valor”.

A su vez, el miembro del Comité de Empresa de Adif por Comisiones Obreras denuncia que “ninguna Administración se hace cargo de su restauración ni de su mantenimiento al ser propiedad de Renfe”. Al parecer, es la Asociación de Ferrocarriles Españoles la que se encarga de gestionar todo el patrimonio que posee Renfe y Adif. “Lo considero un atraso, ya que se pierde así la cultura y el patrimonio de nuestro entorno”, explica, y aporta: “Ahora hay edificios con nuevos equipos de mantenimiento de las vías y personal para estos fines”. Así, estas construcciones no tienen viabilidad a día de hoy y tampoco son paradas para transportar pasajeros o materiales industriales.

HISTORIA. Las explotaciones mineras de la zona hicieron que surgiera la idea de construir esta estación, por la cantidad de mercancía que se podía transportar desde la misma. Fue la Compañía MZA la que presentó el proyecto para enlazar Linares y Vadollano, con el objetivo de poder transportar el mineral por esta vía. En 1877 se abriría al tráfico la totalidad del ramal, además de una extensión a las minas. Renfe realizaría después algunos estudios de cierre de líneas, que afectaron al servicio de viajeros. Así, este lugar quedaría como lugar de transporte de mercancías. En 1973 se decidió mantener como ramal industrial, hasta que se propuso el cierre de la línea, que se llevaría a cabo en 1985.

Esta situación no difiere demasiado con la realidad, ya que en la actualidad se trabaja desde la Junta por finalizar de nuevo el ramal Linares-Vadollano y volverlo a poner en marcha. Actualmente, se está realizando la conexión con la Red General de Ferrocarriles, a falta de construir una nueva unión al Parque Empresarial de Santana. La idea es que así estas instalaciones tengan un interés añadido para todas las empresas que se instalen en el lugar. Se espera así recuperar la actividad tanto comercial como ferroviaria en la zona.

8 de enero de 2020

Diario Jaén

ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO